Consejos para pintar con rodillo sin dejar marcas

Cuando queremos pintar grandes superficies, como techos o paredes, el rodillo es una herramienta fundamental para conseguir una calidad óptima en poco tiempo.

Pero, debemos tener en cuenta que si no se utiliza de manera correcta, podemos dejar marcas. De hecho, es algo bastante común. Para que no tengáis que enfrentaros a este problema complicado de arreglar, esta semana vamos a daros algunos consejos para pintar con rodillo sin dejar marca.

Elegir un correcto material

Por un lado, lo básico y fundamental es escoger un buen rodillo. Debemos fijarnos en la calidad de la esponja, que absorba bien. En este sentido, si queremos pintar superficies rugosas utilizaremos rodillos con el pelo más largo, mientras que si son lisas escogeremos de pelo corto o lo que carecen de él. Además, la mejor opción es elegir uno con mango telescópico, para poder llegar a todas partes. Respecto a la cubeta, que debe tener rejilla, lo ideal es que no sea demasiado grande para poder moverla sin problemas.

Por otro lado, es imprescindible que escojas una pintura de calidad.

Preparar todo antes de empezar

Cuando ya tengas la pintura y las herramientas que necesitas para pintar, deberás preparar tu vivenda, es decir, proteger determinadas zonas, cubrir imperfecciones y pintar los recovecos que el rodillo no vaya a alcanzar. Si realizas este paso tras utilizar el rodillo, lo más seguro es que queden marcas.

Una correcta carga del rodillo

Lo recomendable es no introducirlo nunca completamente en la cubeta, sino solamente a la mitad. A continuación, lo giramos sobre la rejilla de la cubeta e introducimos la otra mitad y retiramos el exceso de pintura mediante la rejilla.

Un adecuado uso del rodillo

Existen distintas técnicas para pintar con rodillo, pero una fácil es pintar en forma de “M”, siempre de abajo hacia arriba para evitar salpicaduras. Es esencial levantar el rodillo al final de cada recorrido. Luego, completamos la zona pintando de forma vertical (hacia arriba y hacia abajo). A continuación, distribuimos la pintura por toda la sección con recorridos horizontales. Por último, pasamos el rodillo, sin agregar más pintura, de forma suave y pareja y de arriba hacia abajo hasta que no queden marcas. Una vez hayas terminado, podrás pasar a la siguiente sección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>